Tratamiento de las fracturas diafisarias del tercio distal de húmero en la Cruz Roja Mexicana Polanco

Las fracturas diafisarias de húmero representan aproximadamente del 1 a 3% de todas las fracturas de la economía ósea.

El mecanismo de lesión puede ser el resultado de un traumatismo directo, el cual origina una fractura transversa o conminuta, todo depende de la intensidad del trauma.

El trauma indirecto origina fracturas oblicuas o espiroideas y cuando existe combinación de fuerzas tensionales, flexión y torsión provocarán fracturas oblicuas largas y en ocasiones un tercer fragmento en alas de mariposa.

El nervio radial es la lesión más frecuente en las fracturas de húmero debido a su recorrido en espiral por la parte posterior de la zona metadiafisaria y por su posición relativamente fija en la parte distal del brazo cuando penetra en el septo intermuscular lateral en la zona anterior para entrar en el antebrazo.

Se han descrito numerosos métodos para el tratamiento conservador de las fracturas de la diáfisis humeral, que comprenden yesos, vendajes de Velpaeu y férulas funcionales, las cuales son un método de tratamiento aceptado, siendo bien toleradas angulaciones moderadas (menos de 20° en dirección anterior y de 30° en varo), rotaciones y acortamientos de menos de 3 cm.

fracturas diafisarias

Sin embargo, la consecuencia de un tratamiento inadecuado y la inmovilización prolongada de estas fracturas puede producir rigidez, dolor y deformidad importante; para evitarlo se requiere de reducción y fijación estable de las fracturas e iniciar una movilización activa precoz para obtener el mejor resultado posible.

Los parámetros del paciente a considerar para una adecuada elección de tratamiento son: edad, sexo, constitución física, actividad, cooperación, tipo de lesión y estado general del paciente.

En cuanto a la fractura hay que considerar: tipo de fractura, sitio diafisario de la misma, número de fragmentos, grado de desplazamiento, grado de angulación y lesiones asociadas de estructuras vasculares, nerviosas o cutáneas.

Existen múltiples técnicas para el manejo de las fracturas diafisarias de tercio distal del húmero, esto habla de la complejidad en el manejo y del interés constante del cirujano ortopedista para ofrecer el mejor tratamiento posible en este patrón de fracturas.

fracturas diafisarias

Actualmente se considera de mejor pronóstico y menor morbilidad el uso de clavos centromedulares a foco cerrado. Sin embargo, el uso de clavos en forma anterógada y retrógrada tiene indicaciones a debatir por la dificultad del bloqueo en la región distal.

Existen otros tipos de clavo, como son: clavos Rush, clavos Ender, clavos del epicóndilo en forma retrógrada y clavos de Hackethal, pero cada uno tiene sus propios inconvenientes, tales como: infección, molestias al retiro y contraindicación de uso en huesos osteoporóticos.

La importancia de presentar una planeación quirúrgica, contar con el material adecuado, así como personal capacitado, serán la pauta para tener un resultado satisfactorio.

Otra opción es la fijación con placa, la cual tiene como función restaurar la anatomía e impartir estabilidad mecánica a la extremidad, que resulta en la consolidación de fracturas sin incidentes y, que por lo tanto, promuevan la movilidad temprana de la articulación y su regreso a la función. Algunas consecuencias potenciales de falla en la fijación son: consolidación de la fractura de manera discapacitante, dolor prolongado, rigidez articular y debilidad física.

Los avances en la fijación con placa durante las últimas dos décadas incluyen: mejoras en la metalurgia, mejor diseño de implantes y mejor fabricación de los mismos, nuevas técnicas quirúrgicas y una mejor comprensión de la biología de la fractura y su biomecánica.

Dentro de los tratamientos para las fracturas de húmero diafisarias tercio distal se encuentra el uso de doble-compresión, en el cual se utilizan dos placas de reconstrucción 3.5 mm en la región dorsal.

El uso de placa anterior con técnica mínima invasiva (MI) ofrece ventajas en términos de reducción, disminución en el riesgo de parálisis iatrogénica del nervio radial, aceleración en el proceso de consolidación de la fractura, así como un resultado funcional en hombro y codo.

El objetivo del estudio es analizar qué tipo de tratamiento es el más adecuado en el manejo de partes blandas, recuperación funcional y consolidación de fracturas diafisarias del tercio distal húmero en los pacientes de la Cruz Roja Mexicana Polanco.

Algarín-Reyes JA,* Bello-González A,** Pérez-Calzadilla M,*** Flores-Girón J**** Traumatología y Ortopedia Cruz Roja Mexicana

http://www.medigraphic.com/pdfs/ortope/or-2011/or115b.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO