Resultado funcional en fracturas del radio distal. Comparación entre gravedad de la fractura, tratamiento de elección y parámetros radiológicos iniciales

“Las fracturas del radio distal han sido analizadas durante más de 200 años. Las descripciones iniciales de los mecanismos de las fracturas y su tratamiento se produjeron antes de la llegada de la radiografía.  Colles, Poteau, Smith y Barton, entre muchos otros describieron fracturas del radio distal antes del advenimiento de la radiografía, alrededor de 1930, los autores empezaron a describir otros tratamientos,  además de los convencionales moldes de yeso y férulas, para las fracturas del radio distal”


Por la misma época, Cole y Obletz describieron un método alternativo utilizando agujas y yeso. Estos métodos se prolongaron cerca de 30 años, hasta que la reducción directa y la fijación llegaran a ser comúnmente aceptadas para el tratamiento de las fracturas desplazadas e inestables del radio distal.

Se observó que estas fracturas se desplazaban tras una reducción cerrada, debido a su localización intraarticular así como por la inestabilidad del lugar de la fractura, que era difícil de controlar utilizando un molde y/o una fijación externa. La placa de soporte resistía las fuerzas deformantes de esta fractura y su superioridad en cuanto a lograr su estabilización llegó a aceptarse rápidamente. Sin embargo, el papel de la fijación interna para fracturas del radio distal más comunes y complejas, incluyendo aquellas originalmente descritas por Colles, fue tan sólo reconocida posteriormente.

En los últimos diez años se ha observado una marcada tendencia hacia la fijación interna con placas y tornillos para el manejo de las fracturas de la parte distal del radio.

Esto ha sido influenciado en parte, por el desarrollo de implantes con forma anatómica con fijación angular estable que provee una fijación más predecible del hueso esponjoso osteoporótico.fracturas del radio

Sin importar el tratamiento de elección para las fracturas del radio distal, el objetivo más importante es restaurar las mediciones radiológicas normales para mejorar el resultado funcional y reducir las complicaciones. Es esencial hacer un correcto diagnóstico y estadificación de la fractura para definir el mejor tratamiento, buscar un buen resultado según el pronóstico obtenido a partir de las características de la fractura, así como la presencia o no de estabilidad.

Una vez obtenidas todas estas características se debe ofrecer el mejor tratamiento posible de acuerdo a las características y expectativas del paciente.

El uso de métodos cerrados solos o combinados con métodos de fijación externos o percutáneos permanece como una buena opción de tratamiento, si son realizados de forma adecuada, al igual que la RAFI con placas; y que al contrario, si una forma de tratamiento no va a ser aplicada de forma adecuada es preferible optar por un método que el cirujano domine técnicamente y que asegure la estabilidad necesaria para que la fractura consolide sin complicaciones.

fracturas del radio

Es necesario recalcar que además de lo anterior debe tomarse en cuenta la llamada personalidad de la fractura al momento de escoger el tratamiento, incluyendo edad del paciente, dominancia, presencia de comorbilidades, calidad ósea, involucro ulnar, estabilidad radiológica y clínica, funcionalidad previa a la lesión y expectativas del paciente.

Creemos que la información generada por este estudio provee una vista razonable de los resultados esperados en el tratamiento de las fracturas del radio distal si se toman en cuenta la clasificación AO, los parámetros radiológicos iniciales y la presencia de inestabilidad para ofrecer un tratamiento personalizado con la mejor opción terapéutica para cada uno de nuestros pacientes.

Efraín Farías Cisneros,* Félix Gil Orbezo,** Cesáreo Trueba Davalillo,*** Rodrigo Jaspeado Reynoso****

Hospital Español de México

MEDIGRAPHIC

http://www.medigraphic.com/pdfs/ortope/or-2010/or104c.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO