CASO CLÍNICO: Fractura múltiple en miembro superior.

Las fracturas multifocales de la extremidad superior son poco frecuentes. Presentamos un caso de fractura de húmero proximal ipsilateral, fracturas de antebrazo proximal y distal y su manejo quirúrgico.

Mujer de 43 años, quien acudió al Servicio de Urgencias tras sufrir una caída casual sobre su hemicuerpo derecho. Como antecedentes de relevancia destacan: enolismo crónico e intervención de fractura pertrocantérea de fémur izquierdo. En la exploración fisca, la paciente presentó dolor, deformidad a nivel de brazo y antebrazo e impotencia funcional; la exploración neurovascular distal fue normal.

rximagen1

Tras una profilaxis antibiótica y anestesia general, se colocó a la paciente en decúbito supino con cabecero inclinado a 30-45º y control mediante radioscopia. Se procedió mediante abordaje transdeltoideo a la reducción cerrada y fijación mediante clavo intramedular de 200 mm/8mm de la fractura del húmero. Posteriormente, se realizó un abordaje de radio y cubital distal, reducción y síntesis con placa de ángulo fijo de radio distal y cúbito distal con una miniplaca de siete orificios.

La creencia general es que las fracturas múltiples en miembros superiores suelen deberse a traumatismos de alta energía, pero estas fracturas se producen frecuentemente tras una caída casual desde la propia altura del paciente. Las asociaciones con otros huesos son frecuentes cuando existe una fractura de cabeza de radio de 10%, sobre todo en las fracturas de Mason tipo II y III con una prevalencia de 50 y 75%, respectivamente.