Fracturas subtrocantéricas en niños manejadas con cirugía de mínima invasión: Reporte de casos.

Las fracturas subtrocantéricas en niños son eventos poco frecuentes que se presentan en solo 4% de todas las fracturas de fémur; la mayoría de las lesiones ocurren como resultado de traumas de alta energía, siendo el paciente joven de sexo masculino el más afectado.

Las fracturas subtrocantéricas en niños son eventos poco frecuentes: se presentan en sólo 4% de todas las fracturas de fémur.1,2,3 La mayoría de las lesiones ocurren por traumas de alta energía y como resultado se tienen fracturas conminutas, acortamiento y angulaciones. Epidemiológicamente, el paciente joven y de sexo masculino es el afectado con mayor frecuencia.1 Una de las características biomecánicas que posee esta región anatómica son las fuerzas producidas por el efecto muscular, que produce deformidad en flexión, rotación externa y abducción del fragmento.1,2,3 Por otra parte, en la literatura no hay una distancia estándar para definir esta fractura; sin embargo, algunos autores toman como referencia una distancia mayor a tres centímetros por debajo del trocánter menor hacia la diáfisis. Otra definición describe que si el fragmento proximal se desplaza en abducción y flexión, podría clasificarse como subtrocantérica.

El manejo de este tipo de lesión es controversial y existen muchas modalidades de tratamiento: colocación de espica de yeso en 90-90, reducción cerrada y uso de clavos elásticos o rígidos endomedulares, reducción abierta y colocación de placas y fijadores externos. La mayoría respalda que para niños menores de 10 años, se debe preferir el manejo no quirúrgico y en mayores de 10, el quirúrgico, pero la discusión se produce entre los seis y 12 años de edad, en donde no están claras las indicaciones.


femur


La definición de la fractura subtrocantérica no está estandarizada, pues existen muchos autores que dan definiciones y clasificaciones a este tipo de lesión. Las dos clasificaciones que más se emplean son la de Seinsheimer y la de la AO; no existen clasificaciones para niños. No hay una distancia definida desde el trocánter menor hacia la diáfisis; algunos toman como referencia hasta tres centímetros por debajo de éste. Las indicaciones de cirugía son trauma múltiple, lesión craneoencefálica, fractura expuesta, rodilla flotante, lesión vascular o neurológica, falla en el tratamiento conservador, niños mayores o adolescentes.


Guzmán-Vargas R,* Rincón-Cardozo DF,** Camacho-Casas JA*** Hospital Universitario de Santander, Colombia.

FUENTE: http://www.medigraphic.com/pdfs/ortope/or-2016/or162j.pdf

LEER ARTÍCULO