Uso de un nuevo implante: U-Force N6 a nivel L5 S1 para evitar la inestabilidad lumbar tras discectomía simple.

La degeneración de la columna lumbar se inicia con la pérdida de altura del disco intervertebral secundaria a la deshidratación del núcleo pulposo; esto sobrecarga las articulaciones facetarias, cuya anatomía no está diseñada para soportar peso, y desarrolla espondiloartritis y posterior hipertrofia.


Se trata de un dispositivo de titanio con forma de «U» disponible en las siguientes medidas: 6, 8, 10, 12 y 14 mm, cuyos extremos tienen forma de patillas delgadas, una superior y una inferior, que rodean las apófisis espinosas.

El manejo quirúrgico convencional para el dolor lumbar crónico de causa degenerativa es la fusión espinal, que elimina el movimiento del segmento irreversiblemente. Sin embargo, a pesar de que con la depuración de la técnica se han logrado tasas de fusión de 100%, no se han obtenido resultados clínicos comparables de mejoría del dolor y, por el contrario, la posibilidad de desarrollar enfermedad del segmento adyacente hace que se busquen otras alternativas terapéuticas.

El problema de la artroplastía total de disco vertebral está en que reemplaza el componente anterior del segmento móvil, pero no lo estabiliza y requiere de articulaciones facetarias sin degeneración; por tanto, mantiene el movimiento, pero no estabiliza, que es realmente lo deseado: estabilizar con preservación del movimiento.

El mecanismo de acción de estos sistemas consiste en aumentar el canal espinal mediante la separación de las apófisis espinosas entre una y otra vértebra.

El uso de este dispositivo retrasa el colapso vertebral y, por ende, la inestabilidad del segmento operado. Noventa por ciento de los casos del grupo N6 presentan el dispositivo a nivel de L5 S1 versus 60% del grupo histórico con otros dispositivos (2004-2011).

Se realizó la revisión de un caso al quedar el redón atrapado durante la sutura de la fascia muscular. Esto permitió apreciar una excelente estabilidad en los implantes, con comienzo de fibrosis alrededor de los mismos; también se detectó la presencia de áreas de osificación en las patillas estabilizadoras que estaban en contacto con la apófisis espinosa. La cirugía de revisión efectuada trajo a la luz la excelente tolerancia del material, lo que también fue confirmado por escáner.

Arrotegui I*

Hospital General Universitario de Valencia-España

http://www.medigraphic.com/pdfs/ortope/or-2015/or156f.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO