Fijación externa, la herramienta alternativa perfecta.

La fijación externa sigue siendo un método de tratamiento eficaz para diversas patologías congénitas y adquiridas. Un instrumento que en condiciones de emergencia resuelve gran cantidad de problemas de forma temporal o definitiva y que todo ortopedista y traumatólogo debe manejar.

Desde el año 1902, cuando el Dr. Albin Lambotte conceptualizó, diseñó y construyó el primer fijador externo moderno monoplanar, esta técnica quirúrgica ha avanzado significativamente en todos los continentes, llegando a ser la herramienta perfecta para tratar temporal o definitivamente diversas patologías del aparato locomotor de etiología congénita o adquirida gracias a su carácter versátil.

Fijación externa

La fijación externa es un método de tratamiento de multipropósitos; es ahí, justamente, donde radica su versatilidad, y cuando el cirujano ortopedista lo tiene a mano y domina sus principios e indicaciones, cuenta con la herramienta adecuada para enfrentar situaciones que antes de su aparición no podían resolverse satisfactoriamente.

Posibilidades que brinda el método de la fijación externa:

1. Estabilización

2. Compresión

3. Distracción

4. Transportación

5. Deflexión articular

6. Artrodiastasis

Tiene indicaciones absolutas e indicaciones relativas.

Absolutas en Traumatología:

• Fracturas expuestas grado III C o equivalentes (asociadas a quemaduras graves de la piel).

• Fracturas infectadas.

Relativas en Traumatología:

• Otras fracturas de huesos largos.

• Disyunción pélvica.

Absolutas en Ortopedia:

• Elongación de miembros.

• Seudoartrosis infectadas.

• Seudoartrosis hipertróficas.

• Deflexión articular progresiva.

• Transporte óseo.

• Grandes resecciones óseas tumorales.

Relativas en Ortopedia:

• Artrodesis.

• Corrección de deformidades angulares.

• Otros tipos de seudoartrosis.

A pesar de que se han desarrollado cientos de marcas con los más variados tipos de materiales, los sistemas de fijación externa en el siglo XXI no han cambiado en relación con las dos últimas décadas del siglo pasado. Hoy vemos y usamos una variedad de montajes de aluminio, fibras de carbono, plásticos, grafito, etcétera; sin embargo, sus posibilidades siguen siendo las mismas: estabilidad, compresión, distracción y transporte óseo. Continúan teniendo las mismas indicaciones absolutas y relativas y se fundamentan sobre los mismos principios. Es innegable que hoy en día podemos tener a mano montajes más livianos y ergométricos.

Este artículo de revisión sobre el método de tratamiento de fijación externa, en esencia, no aporta nada nuevo en cuanto a los fundamentos, principios y sus indicaciones. Sin embargo, pudimos constatar la innumerable cantidad de marcas e innovaciones en cuanto a los materiales de construcción, haciéndolos más livianos, radiotransparentes y ergométricos.Fijación externaMáximo Pericchi Eusebio

Jefe del Servicio de Traumatología y Ortopedia Pediátrica del Hospital Docente Universitario «Dr. Darío Contreras». Editor de la Revista Dominicana de Ortopedia y Traumatología, Órgano Oficial de la Sociedad Dominicana de Ortopedia y Traumatología-SDOT.

ACTA ORTOPÉDICA

http://www.medigraphic.com/pdfs/orthotips/ot-2015/ot151e.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO