Revisión en dos tiempos del reemplazo total de cadera infectado

La infección de un reemplazo total de cadera es una de las complicaciones más graves, y el recambio protésico, aspecto fundamental del tratamiento, puede realizarse en uno o dos tiempos quirúrgicos.

La infección de un reemplazo total de cadera (RTC) es una de las complicaciones más graves y frecuentes. Su incidencia actual, en centros especializados, varía del 0,6% al 2%.

El tratamiento puede realizarse mediante la limpieza quirúrgica y la conservación de la prótesis, la artroplastia por resección, la antibioticoterapia supresiva o la revisión del implante en uno o dos tiempos quirúrgicos.

La revisión en un tiempo consiste en la remoción de la prótesis infectada, la limpieza exhaustiva del tejido comprometido y la colocación de una nueva prótesis en el mismo acto quirúrgico. Es importante intentar conocer, con antelación, el agente infeccioso y su sensibilidad a los antibióticos, para así utilizar cemento con el antibiótico específico  (si la prótesis es cementada) y para comenzar el tratamiento antibiótico posoperatorio específico sin necesidad de esperar el resultado de los cultivos del material quirúrgico.

reemplazo total de cadera

reemplazo total de cadera

La revisión en dos tiempos consiste en una primera etapa en la que se realiza la remoción de la prótesis infectada, la limpieza exhaustiva de todo el tejido comprometido, la colocación de un espaciador de cemento con antibióticos y la administración del antibiótico correspondiente según los resultados de las muestras intraoperatorias.

En una segunda etapa y, cuando el cuadro infeccioso se considera curado (generalmente a los 3 meses), se procede al reimplante protésico. Las tasas de curación publicadas con esta técnica varían entre el 90% y el 97%.

Los mejores resultados se observan cuando se utilizan implantes cementados con cemento con antibiótico, ya que, con cemento corriente, el porcentaje de recurrencia llega al 40% en algunas series.

reemplazo total de cadera

reemplazo total de cadera

En las revisiones en dos tiempos, es crucial la resección exhaustiva del tejido desvitalizado (o dudoso) hasta dejar un lecho vital y sangrante, removiendo cualquier elemento inerte (restos de cemento, componentes protésicos, hueso, tejido necrótico, etc.) e irrigando copiosamente para lograr un adecuado lavado por arrastre.

El espaciador, además, cumple un rol fundamental, actuando como fuente local de antibiótico, manteniendo el espacio articular y permitiendo una aceptable función del miembro hasta el reimplante.

Este, junto con el esquema antibiótico adecuado, es el complemento fundamental del tratamiento quirúrgico de resección y limpieza. Creemos que, comprendiendo y respetando estos parámetros, la revisión en dos tiempos del RTC infectado tiene claras ventajas, con respecto a su eficacia, en relación con el tratamiento en un solo acto quirúrgico, con excelentes porcentajes de curación.

Santiago P. Vedoya,* Germán Garabano,* Gabriel Nazur,* Gustavo Gómez,* Jorge Martínez y Hernán del Sel* *

Servicio de Ortopedia y Traumatología **Servicio de Infectología Hospital Británico de Buenos Aires

http://www.scielo.org.ar/pdf/raaot/v79n2/v79n2a09.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO