Técnica de enclavado percutáneo transfocal y endomedular con clavos Kirschner para las fracturas supracondíleas del codo

«Los clavos elásticos de titanio son muy costosos, en gran parte de nuestra población una gran cantidad de nuestros niños debíamos de hacerle la fijación cruzada o la lateral utilizando Kirschner hasta que decidimos doblar en 45 grados el último medio centímetro del extremo puntiagudo del Kirschner y colocarlo de manera similar al TEN, con resultados idénticos»


El origen de este estudio es la utilización de la técnica de Kapandji en las fracturas del radio distal y luego de algunos años, con el advenimiento de los clavos TEN (titanium elastic nail), el uso endomedular de dicho implante en estas fracturas observando gran estabilidad que permitían la inmovilización con una férula volar en posición neutral.

Consideraciones económicas, hicieron migrar hacia el uso de clavos Kirschner liso doblando el último medio centímetro de la punta filosa en 45 grados e introduciéndolo como si se tratara de un TEN.

Esto ha dado tan buen resultado que a partir del año 2012 se viene utilizando con total éxito. 

Se vio que los mismos principios descritos por Kapandji que se aplicaban para su tratamiento en las fracturas del radio distal que se desplazaban dorsalmente, también se aplicaban para las fracturas supracondíleas del codo producidas por el mecanismo en extensión, en donde el tríceps desplazaba la fractura hacia atrás y proximalmente.

clavos Kirschner

clavos Kirschner

La técnica, al igual que Kapandji, se fundamenta en la utilización de las fuerzas de desplazamiento a favor de la estabilización de la reducción de la fractura. También se fundamenta en la utilización de un enclavijado poco invasivo, de manera percutánea y con la menor cantidad de clavijas posible.

A finales del año 2013, se decidió utilizar la técnica, específicamente para aquellas fracturas supracondíleas del codo Gartland tipo II-B y III.

Los criterios de inclusión para la realización del estudio fueron:

1. Niños entre las edades de 2 a 12 años con fractura supracondílea de codo.

2. Que no presenten ninguna otra fractura.

3. Que no presenten otra afección que afecten la osteoneogénesis.

4. Fracturas con el periostio posterior intacto por mecanismo de extensión.

5. Tipos II-B y III de la clasificación de Gartland.

clavos Kirschner

clavos Kirschner

Se les realizó maniobra descrita por Sir Robert Jones aplicando tracción, contra tracción y flexión aguda con el dedo índice homólogo del cirujano sobre el pliegue anterior del codo y con un clavo Kirschner 2.0 mm con el medio centímetro distal doblado en ángulo de 45 grados montado en una T de Jacobs y bajo control de la imagen fluoroscópica introduciéndolo hacia el piso de la fosa olecraneana, se conduce hasta el foco fracturario y se desliza dentro del foco hasta que la punta topa con la cortical anterior, posteriormente esta punta es rotada apuntando hacia el canal medular y con la ayuda del martillo se hace penetrar al canal medular introduciéndolo hasta la unión de la diáfisis con la metáfisis.

El siguiente paso fue verificar la estabilidad moviendo el codo en flexo extensión bajo control fluoroscópico y por último colocando inmovilización en 90 grados de flexión con una férula posterior de yeso desde la raíz del brazo hasta la palma de la mano y con vendaje de Coban y la toma definitiva del control radiográfico. Se ingresa para observar 24 horas y luego se le recibe en la consulta a las tres semanas cuando se le retira tanto el clavo como la férula.

Si el paciente sobrepasa los 12 años se le retira a la cuarta semana para que inicie rehabilitación voluntaria. Luego se consulta al cumplir las ocho semanas y luego a las 12.

El resultado obtenido en el primer corte a los seis meses fue: excelentes: 108 casos; buenos: 43 casos; regulares: seis casos, y pobres: tres casos. Total: 160 casos.

Al año, los 43 casos habían recobrado la totalidad de sus movimientos y los casos regulares y pobres también mejoraron en su movilidad, excepto que hicieron deformidad en codo varo. Debemos resaltar que una de las ventajas de utilizar el método Técnica de Enclavado Percutáneo, Transfocal y Endomedular (TEPTE) es que se puede inmovilizar el codo en 90 grados de flexión.

Conclusión del estudio:

Ambos estudios evidencian que la técnica de enclavado percutáneo transfocal y endomedular que presentamos es una excelente opción para tratar las fracturas supracondíleas del codo en niños y adolescentes. Es fácil de realizar y se hace con gran rapidez proporcionando una excelente fijación y estabilidad a la reducción.

clavos Kirschner

clavos Kirschner

Dr. Máximo Pericchi Eusebio,* Dr. Darío Contreras,** Dr. Emanuel Fernández Mazzucco***
Hospital Docente Universitario «Dr. Darío Contreras», Santo Domingo Este, República Dominicana
Vol. 19, Núm. 1 Enero-Abril 2017 pp. 29-34
Revista Mexicana de Ortopedia Pediátrica

http://www.medigraphic.com/pdfs/opediatria/op-2017/op171f.pdf

LEER ARTÍCULO COMPLETO